DESPENSA DE NOTICIAS
icono-tubeicono-faceicono-twitericono-instagranCONTACTOUBICACIN
Publicidad
 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
Ellos son Diana Ramírez, colombiana, y Facundo Ramírez, argentino. Se conocieron en un ambiente multinacional laboral de cremas dentales, en Buenos Aires capital, flecharon y trazaron luego su sueño gastronómico en Mendoza. Una vuelta de seis años que terminó en estas calles, en el barrio Manila, en una esquina que siempre hizo fama por la salsamentaria Excelsior.

Facundo y Diana Ramírez

Por Juan Felipe Quintero
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

El tercer amor en cuestión es Aurelia, la bisabuela de Facundo, nombre que le pone el letrero a la entrada a este restaurante dirigido por la sommelier y el chef y que enfocó su estilo en lo que Facundo define como cocina de autor. Seis años atrás y en Mendoza, Argentina, el plan era abrir una pizzería napolitana, sin embargo, el clima, el económico, de seguridad, de temperatura, más el auge gastronómico que vive Medellín decantó la decisión por instalar los sueños en la ciudad de origen de Diana.

Aurelia

Todo esto me lo cuentan en medio de una amabilidad y una consagración por el trabajo y el servicio que da tajada, entre entradas de empanadas, chorizos y dos cortes de res ¿Y las pizzas? “El sueño no continuó. Para elaborar la napolitana es necesario tener un horno especial. Como los vinos, esta preparación tiene denominación de origen y sus procedimientos y en Medellín las posibilidades son otras”, explica el chef.
Pero cambiar no implica fracasar y Aurelia restaurante es prueba.

Si en el menú hay vinos Catena, El Enemigo o Sibaris, todo puede salir muy bien y, en efecto, Aurelia expresa en su cocina una propuesta para atender con gusto.


En chorizos me recomendaron el argentino, que está muy bueno: grueso, limpio, picantico. Pero qué lío elegir si es mejor que el de queso azul: todo aroma, equilibrio, provocación. Las empanadas, colombo argentinas, también están ricas y saben mezclar lo bueno de cada origen: la masa nuestra, como de iglesia, aunque de buen tamaño, y el relleno propio del sur, con carne cortada con cuchillo, cebolla y especias.

AureliaAurelia está en la calle 11 con la 43B. Opera de martes a sábados de 10 am a 10:30 pm y los domingos y lunes de 10 am a 4 pm. Fotos Sébastien Herbiet

Entre los fuertes, por gusto personal, mi elegido es El ojo del huracán, un ojo de bife con papas rotas a la plancha, pero los amantes de la tira de res, tiernizada en romero y ajo, seguro darán su ok.

De postre estará muy bien el Texturas de chocolate, con tres tipos de cacao, moras y flores comestibles, postulado a premio en Medellín Gourmet.
La carta es más amplia y destaca salsas de lulo en la trucha o de mango en el Tocino santo. Es el valor agregado que halló el chef: “Aquí encontré muchas frutas y muchos sabores que no conocía: esa es mi propuesta como cocina de autor”.Aurelia
Aurelia está en la calle 11 con la 43B. Opera de martes a sábados de 10 am a 10:30 pm y los domingos y lunes de 10 am a 4 pm. 
Publicidad
 
PAUTA: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
REDACCIÓN: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
CLASIFICADOS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
DENUNCIAS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.