Búcaro

Su madera suave y blanda se usa para cajonería, tableros aglomerados y revestimiento de interiores. Es sembrado como barrera rompevientos y como cerca viva. También es apreciado por sus cualidades para la protección de cauces y fuentes de agua y para mejorar la fertilidad de los suelos pues el Búcaro fija el nitrógeno atmosférico y lo vuelve disponible para las plantas. Este árbol pertenece a la familia Fabaceae y su nombre científico es Erythrina fusca Loureiro. Es de tamaño mediano y normalmente ramifica cerca de la base: llega a medir cerca de 20 metros de altura y 1 metro de diámetro. La copa cubre hasta 15 metros de diámetro. Su follaje se mantiene tupido la mayor parte del año, salvo en temporada de floración.

Las hojas son alternas, compuestas y trifoliadas. Son de borde entero, ápice redondeado, de ovado a elíptico, y miden de 8 a 12 centímetros de largo y de 6 a 11 de ancho.

Las flores son anaranjadas, de 8 centímetros de largo y 5 de ancho, con 5 pétalos. Se presentan en racimos erectos, terminales y abundantes. Los frutos son unas legumbres retorcidas, amarillentas y de forma cilíndrica. La infusión de las flores del Búcaro se emplea como calmante; los frutos y la corteza son narcóticos y laxantes suaves.

Este Búcaro está en Castropol, en la carrera 42 con calle 17.