ELOGIO DE LAS MARINERAS QUE VUELAN

Hoy estoy “jarta”, saturada y acongojada con este clima de pesadez e incertidumbre con el que llevamos desde el domingo. Por eso, y para alegrarme la vida, decidí que hoy voy a escribir sobre un tema que me encanta, que me divierte, y sobre el cual, además, hice mi tesis de maestría: las aves marinas (emoticón de corazoncito). Voilá.

Específicamente, mi tesis fue sobre la Pardela cenicienta, un ave hermosa que, durante 6-7 meses, se reproduce en acantilados de las Islas Canarias, las Azores y Madeira, mientras que el resto del tiempo lo pasa en algún lugar del océano frente a las costas de Suramérica, Norteamérica o Suráfrica. Aunque mucho podría contarles sobre las pardelas (a lo mejor en otro post les cuento la historia sobre mi mes y medio “viviendo” con ellas), he de decirles que, como ya se lo habrán imaginado, ellas no son las únicas aves marinas. ¡Hay muchas otras! Por ejemplo (tomar una bocanada de aire para leer la siguiente lista): los albatros, los petreles, los alcatraces, los pelícanos, las gaviotas, las fragatas, los cormoranes, los frailecillos, los charranes, los págalos, las alcas y, cómo no, ¡los pingüinos! Pfff (botar el aire)… ¡Y eso que me faltaron varias por nombrar!

Algunas aves marinas. Arriba (izq. a der.): Albatros viajero (www.stephenburch.com), Petrel de Wilson (www.birdwatchireland.ie), Alcatraz (www.seo.org), Charrán común (www.elconfidencial.com). Abajo (izq. a der.): Alca común (no es un pingüino) (www.elconfidencial.com), Fragata (faunayfloradelargentinanativa.blogspot.com), Frailecillo (es.reinoanimalia.wikia.com), Cormorán (www.birdinginformation.com)

Algunas aves marinas. Arriba (izq. a der.): Albatros viajero (www.stephenburch.com), Petrel de Wilson (www.birdwatchireland.ie), Alcatraz (www.seo.org), Charrán común (www.elconfidencial.com). Abajo (izq. a der.): Alca común (no es un pingüino) (www.elconfidencial.com), Fragata (faunayfloradelargentinanativa.blogspot.com), Frailecillo (es.reinoanimalia.wikia.com), Cormorán (www.birdinginformation.com)

Como seguramente muchas no les suenan, ahí les dejo esas foticos para que las empiecen a identificar. Mientras tanto, les sigo contando sobre ellas…

Aspecto 1: Muchas aves marinas son monógamas (ejemplo: los pingüinos, los albatros, las pardelas); es decir, se aparean con la misma pareja durante toda su vida. El macho y la hembra solo se encuentran durante la época de reproducción, que dura unos meses al año (o para algunas, unos meses, ¡cada 2-3 años!), y el resto del tiempo viven separadas, surcando los mares. Además, siempre se reproducen en la misma colonia de cría (Dato curioso 1: las aves marinas se reproducen formando grupos que se llaman colonias – el ruido que se escucha en éstas es maravilloso (oír video de abajo) y, en las especies que forman nidos, las parejas siempre ponen su(s) huevo(s), ¡en el mismo nido! Espectacular que después de meses, o incluso años sin verse, se encuentren y se reconozcan, ¿no les parece?

Aspecto 2: La mayoría de estas aves vuela (o nada, en el caso de los pingüinos) grandes distancias para alimentarse – ¡hasta cientos de kilómetros! Además, muchas son migratorias. O sea, se reproducen en un lugar que queda a miles de kilómetros de los sitios donde pasan el resto del tiempo, tal como lo hacen mis pardelas cenicientas. Dato curioso 2: el charrán ártico, un ave marina pequeña, migra de polo a polo para reproducirse – cría en el ártico y pasa el invierno boreal en la Antártida.

Aspecto 3: Muy poco se sabe sobre las rutas migratorias o de alimentación de estas amigas, pues el océano es tan extenso y tan poco transitado y conocido en comparación con tierra firme, que la observación y seguimiento de estas aves se hace bastante difícil (excepto cuando están en sus lugares de reproducción). Sin embargo, la tecnología está ayudando a descifrar estos misterios y se sabe/intuye que algunas de ellas pasan años sin tocar tierra y/o que viven volando o descansando sobre la superficie del mar. Dato curioso 3: a veces flotan en grupos sobre la superficie del océano formando lo que se conoce como “balsas”.

Balsa de Pardelas cenicientas (www.seo.org)

Balsa de Pardelas cenicientas (www.seo.org)

Aspecto 4: Al pasar tanto tiempo de su vida en el océano, estas aves tienen unas características muy especiales que les permiten vivir en mis amados ambientes marinos. Por ejemplo: bucean para pescar, tienen patas que les permiten moverse en el agua (casi todas son muy torpecitas en tierra – son muy tiernas cuando uno las ve caminando), tienen glándulas desalinizadoras que les permiten tomar agua del mar y excretar el exceso de sal por ahí, su plumaje es impermeable (les da flotabilidad y protección contra las bajas temperaturas), tienen formas aerodinámicas que les permiten volar grandes distancias (ojo a este dato), y/o presentan un patrón de coloración (oscuras por encima, claritas por debajo) que les ayuda a camuflarse para evitar ser atacadas por depredadores voladores (otras aves) o nadadores (tiburones, por ejemplo).

Aspecto 5 (y último): Todas, desde la más chiquita (el petrel de Wilson, con una envergadura alar de 45-50 cm) hasta la más grandecita (el albatros viajero, cuya envergadura alar es de hasta 3.5 metros), son hermosas e interesantes y, además, juegan un papel fundamental en el equilibrio ecológico de nuestros ecosistemas marinos. ¡Las tenemos que cuidar!

Nota: Con tantas cosas malucas que están pasando ahora, no les voy a contar sobre las amenazas que sufren estas amigas. Mi única intención con este artículo era que las empezaran a conocer y que, a lo mejor, se empezaran a enamorar de ellas tanto como yo. ¡Espero que lo hayan disfrutado!

¡Salud marinera!

 

verde-que-te-quiero-verde

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.