Es que no me demoro

Un viejo refrán dice que la libertad de un individuo termina donde comienza la del otro. Esto sencillamente quiere decir que no podemos pensar solo en las necesidades de cada uno de nosotros, en nuestra individualidad; tenemos que tener en cuenta siempre que vivimos en sociedad y que el respeto por el otro es prioridad.

LEER MÁS >>