Junio 25 a julio 2

Sir Thomas Beecham (1879-1961) famoso director de orquesta inglés, en una presentación en el Covent Garden de Londres, quiso darle mayor realismo a la escena de los contrabandistas de la ópera Carmen y entró un caballo al escenario. En medio del espectáculo, el caballo también hizo su espectáculo y dejo un montón de cagajón sobre el tablado. El director impasible, se volteó y dijo al publico “ Vaya , parece un crítico”.

PALABRAS

“Método fácil y rápido para aprender a escuchar música”

Este método es para escuchar y no para oír.

Oír es una función biológica que no requiere esfuerzo, es inherente al oído e incluso no se puede suprimir. Hay que estar oyendo todo el tiempo. A veces sería deseable poderlo apagar.

Escuchar requiere concentración, propósito, atención al detalle.

Para eso es necesario propiciar un ambiente, crear una atmósfera especial que nos permita lograr el propósito.

Asegúrese de no tener ni hambre, ni sed, ni sueño, ni tampoco estar demasiado lleno después de comer pues puede sufrir indigestión y cólicos.

Busque en su casa un lugar donde se sienta cómodo, y se sienta es de sentirse y de sentarse. No se arrunche ni se eche, pues puede fácilmente dormirse y empezar a roncar.

Procure que la televisión esté apagada, no estén lavando trastes en la cocina o vayan a prender la licuadora.

Si tiene niños, acuéstelos y hágalos dormir.

Si es posible apague el teléfono para que no lo vaya a interrumpir el último meme en contra del presidente.

Aflójese la correa y si le place, quítese los zapatos.

Disminuya un poco las luces y oprima play en su CD player, en su spotify o en i-tunes.

Parta empezar, busque obras de corta duración y no muy complejas, por ejemplo, Vivaldi o Chopin. Ni se le ocurra ensayar la primera vez con Bruckner o Richard Strauss, pues no le quedarían ganar de repetir el experimento y quedaría marcado de por vida con una aversión incorregible.

Trate de domesticar por unos cuantos minutos la mente que es tan inquieta y vagarosa.

Métase en la música, sin pensar mucho, déjese llevar y si descubre que está de pronto pensando en lo que le dijo el jefe por la tarde o en el sobregiro que debe cubrir mañana, vuelva y empiece. Si este pensamiento recurrente se repite, es mejor que abandone el empeño y lo deje para otra oportunidad.

Escuchar música es tan fácil como meditar. Hay que practicar y practicar y practicar, por perseverancia hasta que finalmente alcance el estado de beatitud, de ser uno con la melodía y habrá llegado al nirvana.

 

EFEMÉRIDES

El 29 de junio de 1912 nació en Guadalajara, Méjico, el compositor, director de orquesta, pianista y percusionista José Pablo Moncayo.

Fue discípulo de Carlos Chávez (a sus alumnos les decían “Chavistas”, ojo no confundir) quien orientó su estilo hacia el Nacionalismo.

Formó el “Grupo de los cuatro” (los otros miembros fueron los también compositores Salvador Contreras, Blas Galindo y Daniel Ayala) tratando de producir una música que buscara sus fuentes en el folclor mejicano y que sonara a Méjico.

Lo hizo no sólo con sus obras, sino con su cátedra y con su dirección de orquesta, programando obras de compositores de su propio país.

Aquí van algunos ejemplos de sus obras

Huapango

Amatzinac

Sinfonietta

Cumbres

Murió en Ciudad de México en 1958 pocos días antes de cumplir 46 años.

 

ANÉCDOTAS

Sir Thomas Beecham (1879-1961) famoso director de orquesta inglés, en una presentación en el Covent Garden de Londres, quiso darle mayor realismo a la escena de los contrabandistas de la ópera Carmen y entró un caballo al escenario. En medio del espectáculo, el caballo también hizo su espectáculo y dejo un montón de cagajón sobre el tablado. El director impasible, se volteó y dijo al publico “ Vaya , parece un crítico”.

 

FRASES

La verdadera gran música es la que entra fácil por el oído y sale difícil de la memoria” Sir Thomas Beecham.

 

notas-y-palabras

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *