¿Y si jugamos Bizcocho GO!?

lolas

… 

 

Dejemos de mirar el roto en el vestido ajeno

Hagamos un movimiento antirrajadas, ¿por qué no combatimos primero nuestros defectos antes de mirar los ajenos? Hoy voy a ser quien yo quiera… pero sobre todo, voy a dejar ser.

… 

 

Una Lola con poder

Lola que se respete es ganosa.
Lola que se respete es capaz de cualquier cosa y lo sabe.
Lola que se respete ama la complicidad.
Ley.
… 

 

Acto III – El (des) Amor

(EL DRAMA EN TRES ACTOS)

Cuando creíamos haber dominado con maestría los dramas consecutivos que trae el hecho de ser mujer, nos adentramos al mundo de los bizcochos y sus complejidades. Dejamos de verlos como nuestros rivales en juegos de infancia, y comenzaron a ser amiguitos de juegos de grandes, amiguitos para jugar con ellos, para que jueguen con nosotras… para pasarla aún mejor.
… 

 

Acto II – La Primera Vez

(EL DRAMA EN TRES ACTOS)

La primera vez es un concepto sobrevalorado. Todo lo que hacemos, comenzado en un principio, la tiene, así no le hagamos un ritual inventario como pasa con el sexo. Pero, ¿para qué necesitamos un registro de nuestra primera vez si, en algunos casos, no fue subir al cielo y tocar las nubes? Pues porque abrió, eso sí, algo más que nuestras piernas: la entrada al paraíso.

… 

 

Que nos llamen brujas

lolasbruja … 

 

Acto I – La bienvenida

(EL DRAMA EN TRES ACTOS)

Nunca voy a olvidar el día en que desperté, fui al baño como de costumbre y apareció frente a mis ojos una mancha roja. Mi órgano sexual había despertado y con él, una ola de hormonas descontroladas que a partir de entonces me acompañarían hasta los días mesiánicos de la menopausia.

… 

 

¡Destapamos las Lolas!

Que nos perdonen los bizcochos sabrosones por dejarlos con los crespos hechos en más de una noche romántica. Que nos perdonen esas amigas del alma por contar sus historias, que tienen todo de novela mexicana y nada de cuento de hadas; pero, sobre todo, que nos perdone nuestro amado e incondicional drama por usarlo como materia prima para siempre conseguir lo que queremos.

…