Acto III – El (des) Amor

(EL DRAMA EN TRES ACTOS)

Cuando creíamos haber dominado con maestría los dramas consecutivos que trae el hecho de ser mujer, nos adentramos al mundo de los bizcochos y sus complejidades. Dejamos de verlos como nuestros rivales en juegos de infancia, y comenzaron a ser amiguitos de juegos de grandes, amiguitos para jugar con ellos, para que jueguen con nosotras… para pasarla aún mejor.
…