CANARO, O DONDE VIVE MI NOSTALGIA

A Ernesto Bedoya, mi padre.

El sentimiento que conduce hoy estas páginas, fuelle, viene de un género literario que existió en la antigua Grecia llamado Nóstoi que significa los regresos y estuvo compuesto por los relatos de quienes regresaron de la guerra de Troya. El más sobresaliente de todos ellos fue el de Odiseo, a quien vieron llorar en una playa añorando volver a su patria, Ítaca, despreciando la inmortalidad que le ofreciera la ninfa Calipso. Repetía el protagonista de la Odisea: nostos. Con el paso de los años este vocablo evolucionó en la palabra nostalgia. …