Alumbrados navideños

Creo que iluminar en navidad el Parque Norte es una buena experiencia para la ciudad. La iluminación navideña allí, rescata, en la noche, un espacio desconocido para Medellín. Pero, estoy seguro de que, si se termina alguna vez la etapa 1B de Parques del Río, el alumbrado navideño debe volver allí. Puede que hasta tengamos que mantener como nuevo espacio el del norte, pero no hay como la iluminación del río.

Lo que, con cierto dejo de nostalgia montañera, llamamos “alumbrados” en Medellín, es una práctica de iluminar edificios y calles en Navidad, que comenzó en la avenida La Playa, a finales de los años 40 del siglo XX, actividad en la que participaban tanto el sector de la administración pública, como los privados. En las siguientes dos décadas se amplió a las plazas de otros municipios y al corredor de empresas de todo tipo, instaladas en lo que llamamos “autopista sur”, las cuales emulaban por tener el alumbrado más especial cada año.

A finales de los años 60, era ya una actividad anual para muchos habitantes de la ciudad, recorrer los alumbrados de La Playa, caminando, así como ver los de las empresas, fundamentalmente en el sur de la ciudad, lo que se hacía invariablemente en carro. En 1967, las ya pujantes Empresas Públicas de Medellín, asumen la tarea de la iluminación navideña de la ciudad y comienzan a decidir qué espacios engalanar con dicha práctica. Hace cerca de 20 años, se hizo constante la iluminación navideña del corredor del río, entre el llamado “puente de Guayaquil”, el único histórico que queda, y la avenida San Juan. Allí fue donde la iluminación navideña de Medellín se convirtió en un “atractivo turístico” de la ciudad. La iluminación navideña de sedes empresariales bajó al mínimo y perdió su carácter de emulación.

Pero, si las Empresas Públicas de Medellín lograron superar las dificultades del racionamiento de energía del 92, con lujo de detalles, manteniendo la costumbre del alumbrado navideño, no lograron, del todo, superar las consecuencias, para el alumbrado, de la creciente presión vial de la ciudad. Ya en este siglo XXI comenzaron las críticas por la necesidad de cerrar carriles viales, para garantizar la instalación de casetas para venteros, como parte del alumbrado navideño en el corredor del río. La asignación de cupos para esas ventas terminó siendo también una fuente de malestar para el alcalde de turno. Cada municipio del Valle de Aburrá buscó también desarrollar su iluminación navideña y se extendió la práctica a otras localidades atendidas en servicios públicos por EPM. Las propias Empresas Públicas de Medellín se han cuestionado, en los últimos años, si todavía es vigente que tengan que asumir totalmente esta actividad de ciudad y han contratado, estudios sobre el tema.

El asunto del alumbrado navideño se hizo crítico el año pasado, cuando, con ocasión de la construcción de la primera etapa de parques del río, se intentó cancelarlo, lo cual fue rechazado por la comunidad y, en especial, por quienes han usufructuado las casetas de ventas por años. En este 2016, se encontró la alternativa de iluminar el Parque Norte y por primera vez en dos décadas, dejamos de ver el río iluminado en Navidad.

Creo que iluminar en Navidad el Parque Norte es una buena experiencia para la ciudad. La iluminación navideña allí, rescata, en la noche, un espacio desconocido para Medellín. Pero, estoy seguro de que, si se termina alguna vez la etapa 1B de Parques del Río, el alumbrado navideño debe volver allí. Puede que hasta tengamos que mantener como nuevo espacio el del norte, pero no hay como la iluminación del río.

Queda la inquietud acerca de la falta de iluminación navideña este año en la etapa ya entregada de Parques del Río. Entiendo que la comunidad de la zona tiene reticencias a la posibilidad de llegada de ventas ambulantes, y otros elementos ligados a la iluminación navideña, pero si nos vendieron esta obra como espacio público, debe ser usada como tal, aún más para una de las actividades más significativas de la ciudad. Creo lo mismo con el corredor del tranvía de Ayacucho, que no tiene iluminación navideña este año.

El futuro iluminará este asunto.Parquenorte2016laplaya2016alumbrado2016tranvia2015rio-medellin2008

 

caminante-urbano

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.