¿Aburrido de ti mismo? ¡Viaja!

 Últimamente he notado que varias personas se sienten sin propósito, cansadas, con miedo, sin saber que hacer, abrumadas. Sin pensar, siempre les digo: Si estas aburrido contigo mismo ¡Viaja!

Cuando pienso en salud, tengo un recuerdo de mi niñez: mi abuela solucionaba cualquier dolencia con media copa de aguardiente antes de dormir. Ella decía que servía para el frío o calor, dolor, insomnio, parásitos, gripa, alergias, memoria. Y la verdad es que a ella le funcionaba. Vivió 92 años sin una pastilla. (Ojo no estoy diciendo que nos pongamos a beber). Parece que como mi abuela yo creo tener la cura para todo: viajar.

Para esto no hay que ir a Katmandú (aunque, si puedes, es hermoso) si no ver los lugares de otra forma, puede ser tu ciudad, un pueblo cerca o coger las maletas e irte a un rincón alejado del mundo o en medio precisamente de todo.

¿Por qué creo que viajar es saludable?

  • Cambio de perspectiva:  Viajar te permite apreciar el mundo desde otro ángulo, creencias y culturas diferentes te ayudan a ver como otras personas están viviendo situaciones que pueden ser similares a las tuyas. Al observar formas distintas a las que conoces, comprendes como ellos han resuelto sus problemas o salido adelante de una forma que tal vez no hayas contemplado. Puedes darte cuenta de vivencias de los otros para poner en perspectiva realmente lo que llamas  problemas y su relevancia.

  • Puedo, soy capaz: Tomar la iniciativa de viajar es un boost a la autovaloración. A pesar del miedo que en ocasiones puede causar, tomar la decisión y entrar en la aventura de un viaje es un mensaje de yo puedo, soy capaz. Muchas veces creemos que no tenemos la fuerza de emprender un proyecto o llevar a cabo una idea, viajar nos permite ver que sí esta dentro de nosotros toda esa energía y saborear la sensación del logro.

  • Recuerdos con amigos y familia: La cotidianidad en ocasiones nos nubla o nos ocupa tanto que no vemos a quienes están a nuestro alrededor. Viajar con familia, amigos, pareja, te permite conocer aspectos de ellos que no ves en el día a día, crear memorias, apreciar su compañía y tener lazos de compatibilidad. Lo mismo sucede con los viajes solo, tienes el espacio para ver partes de ti que desconocías. Además puedes hacer nuevos amigos al relacionarte con otras personas.

  • Cambio de rol: Puedes estar sumergido en lo que crees ser o en una personalidad o rol de la sociedad que a veces te abruma. O estas aburrido de ti mismo. Viajar te permite comportarte de una forma diferente, hacer cosas que normalmente nunca harías, salir de patrones, arriesgarte, crear, ver comportamientos en ti que no habías notado y que te gustan, reconocer tu esencia: Viajar es liberador.

  • Tiempo: Es posible que en tu día a día no tomes el tiempo para hobbies como fotografía, lectura, caminar, escribir, simplemente relajarte y ver la gente pasar. Durante un viaje puedes explorar todo esto, o tomar un curso y luego implementarlo en tu vida diaria. Algo que me gusta mucho es como parece que el tiempo se multiplicara, un día conociendo es un día lleno de experiencias  y diferencias. Regresas a tu casa y una semana para todos se ha ido rápido sin mayores experiencias, mientras que tú tienes la mente llena de anécdotas.

  • Paréntesis en tu vida: Todos en algún momento necesitamos un break. Viajar sirve para tomar distancia y espacio en una decisión, salir de una preocupación, ayuda a aclarar la mente y permite que el sentir también participe.

  • Adaptabilidad: Si algo he aprendido de viajar es la adaptabilidad, desde ir a lugares donde se come con la mano, hasta tratar de explicar algo con señas porque nadie entiende nada. Viajar te permite no solo experimentar sabores, colores, situaciones, sino ser más flexible, estar aprendiendo constantemente y adaptarte a otras formas. No se sabe quién estará sentado al lado en el avión o que pasará al salir y recorrer una calle desconocida. Con esto desarrollas también la paciencia y aprendes hábitos de otros lugares que pueden servirte en tu vida. (Me imagino que esa transmisión constante de información debe hacer algo en la neuroplasticidad del cerebro, espero que algún neurólogo o la neurociencia algún día lo demuestre).

  • Creatividad: Ser recursivo. Viajar representa usar tu creatividad, desde decidir hacia dónde ir, cómo llegar allá, en dónde alojarte, qué hacer, comer, se activa tu atención y creación de lo que deseas vivir. Te sales de tu zona de confort y experimentas enfrentando tus miedos.

Y como dicen por ahí: “Si algo bueno te pasa, viaja para celebrar. Si algo malo te pasa, viaja para olvidar. Si nada te pasa, viaja para que algo te pase”.

Para mí, viajar no es solo tener anécdotas y vivir experiencias, es sacar las alas y volar, enfrentar el miedo, decidirte, saltar al vacío y dejarte llevar.

Tips:

Para comparar vuelos: www.skyscanner.com  www.kayak.com

Hoteles: Para viajes de último minuto con grandes descuentos la app Hotel Tonight

Ideas e itinerarios de viajes: Lonely Planet

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Shares