Balú, el Lhassa Apso

Balú, el Lhassa Apso
Conocido como el perro personalidad -“cuando un Lhasa Apso se mira al espejo lo que ve es un león”; “es un gran perro encerrado en un cuerpo pequeño”, esta raza es considerada como otra de las joyas del Tíbet, donde ha vivido por más de dos mil años y se le aprecia como mensajero de fortuna y de paz. Para otros expertos su cría es identificable desde el siglo XII.

Los lamas aseguran que el Lhassa Apso recibe en su cuerpo el alma de su amo cuando este muere. En consecuencia por siglos estuvo prohibido que salieran del Tíbet, excepto cuando se tratara de regalos especiales del Dalai Lama, y tampoco era posible conseguirlos con dinero.

En los monasterios ha servido como guardián al lado de los mastiff tibetanos y por eso también se le conoce como “león centinela que ladra”. Es muy inteligente y está dotado de un oído prodigioso y de una voz aguda que prende fácilmente las alarmas, agregados a un afinado instinto para diferenciar los amigos de los enemigos, incluso, dicen, para anticiparse a la ocurrencia de desastres naturales. En el verano son rapados y su pelo es utilizado para tejer mantas. También es empleado como pastor de ganados.

Su nombre reúne el de la capital del Tíbet, Lhassa, sumado al de una cabra oriunda de ese país con la que tiene gran parecido por su pelaje dorado, y se afirma que son el resultado de cruzar al Terrier del Tíbet con el Spaniel tibetano. El Lhassa Apso contribuyó junto con el Pequinés al surgimiento del perro chino Shih Tzu ya publicado en esta sección.

Altura
Alrededor de 23 centímetros. Las hembras son algo más pequeñas.
Peso
De 4 a 7 kilos.
Colores
Negro, blanco, marrón, dorado, arena, miel, gris, o ahumado.
Expectativa de vida
Hasta 18 años.
Característica especial
Su cola que lleva con gracia y que tiene un remate en forma de nudo.
Relación con los niños
Muy buena.
Relación con los perros
Muy buena.
Tenga en cuenta
Pareciera tener toda la energía para jugar sin parar.
Tenga en cuenta II
Hay una enfermedad que afecta sus riñones entre los 6 meses y los 2 años. La sed en exceso puede ser una señal.
Carácter
Tranquilo, seguro de sí mismo, curioso, animoso, desconfiado con los extraños.
Aptitudes
Guarda, pastor y compañía.