Balsos con la Inferior, una obra que parece eterna

Por Daniel Palacio Tamayo
daniel.palacio@vivirenelpoblado.com.co
 
Al contrato de reparación del intercambio vial de Los Balsos con la Inferior aún le hace falta la legalización de las pólizas, por lo que su inicio se podría tardar una semana más. Repasar la línea de tiempo de esta obra de Valorización parece una tarea eterna

El Secretario de Infraestructura, Javier Darío Toro, firmó el contrato que adjudicaba la construcción de esta obra de Valorización al contratista Bernardo Ancizar Ossa, como representante legal de Unión Temporal Cruce Balsos, conformada por BOL Ingenieros y Bernardo Ancizar como persona natural, quien al tiempo era el propietario de la otra compañía. Por otra parte, tras un prolongado empate en el proceso de selección de firmas, el interventor fue escogido por medio de una rifa con balotas, de la que salió ganador el Consorcio Soluciones Medellín.


El acta de inicio tenía esta fecha como la hora cero para el inicio de las obras, que tendrían un plazo de ejecución de 18 meses; es decir, se tendría que finalizar la construcción el 18 de septiembre de 2015.
 


La ruptura de un tubo del acueducto, por parte de una máquina de la obra, generó una pérdida de agua de gran magnitud. Además, corroboró, para algunos vecinos, los problemas que se habían señalado en la ejecución. Según EPM, el problema se debió a un error en la operación del contratista, mientras que éste señaló vacíos en la información sobre la ubicación de redes de servicios públicos suministrada por EPM y también en los diseños. Así, agregó, se generarían retrasos en el cronograma.
 


Después de un sinnúmero de críticas y quejas de la ciudadanía, en especial de los vecinos de la zona, quienes protestaban por los retrasos en la ejecución del intercambio, la Alcaldía anunció que el contrato sería cedido a la firma constructora Gisaico. Esta tendría que entregar la obra en los primeros meses de 2016. Gisaico fue bien recibida por parte de la comunidad; sin embargo persistían las críticas en el barrio por los problemas de movilidad asociados a los cierres viales.
 

Por medio de un comunicado, la Alcaldía de Medellín, ahora bajo la administración del alcalde Federico Gutiérrez anunció que había sido necesario ampliar el plazo de entrega de la obra hasta abril de 2016, debido a una “falla menor” en uno de los cuatro muros del paso soterrado del intercambio vial y que sería solucionada para finalizar el 5% restante de la obra. Por la misma fecha se conocieron los daños y las grietas presentadas en unas 20 casas de la Urbanización Surabaya. Para algunos, son efectos de la ejecución de la obra. Posteriormente, los vecinos se enteran de que las pólizas no cubren los daños presentados en sus viviendas.
 

 

“Se adopta solución para el daño de Los Balsos con la Inferior” aseguraba un comunicado de la Alcaldía como expectativa a la solución del daño presentado en uno de los muros del paso soterrado. El anuncio se dio tras conocerse los resultados de la consultoría contratada con la Universidad de Medellín (por un valor cercano a los 200 millones de pesos) y que incluía una propuesta de solución y un diagnóstico sobre las posibles responsabilidades en las fallas.

A raíz de los problemas para firmar una nueva adición del contrato de Gisaico, pues se superarían los topes establecidos por la ley, además de los errores señalados por la U. de M. a la firma privada, la Alcaldía le recibió la obra “con observaciones”.


 

La Alcaldía le encontró una salida jurídica “ágil y legal” al proceso de selección de un nuevo contratista para esta obra. Por medio de la EDU, entidad que se rige por una modalidad especial de contratación, diferente a Fonvalmed o la misma Secretaría de Infraestructura. La EDU (que cobra el 8% del valor del contrato por concepto de administración) garantizaba un proceso de selección directa con las firmas Integral y Conconcreto, que, a petición del alcalde Federico Gutiérrez, abordaron una revisión completa del estado de la obra para evitar nuevas sorpresas durante la etapa de reparación de la estructura.

Con el estudio preliminar de la firma Integral, el alcalde Federico Gutiérrez, anunció a toda la comunidad que la reparación de la estructura tendría un costo de 3.500 millones de pesos, que se sumarían a los 5 mil millones en adiciones de presupuesto que se habían autorizado a los dos contratistas anteriores. Igualmente, el Alcalde adelantó que esos dineros no saldrían del Fondo de Valorización, sino del presupuesto general del Municipio mientras se realizaban las reclamaciones a las que hubiera lugar.

Las obras, anunciadas para iniciar la primera semana de diciembre, tienen un plazo de ejecución de 5 meses.


12 de diciembre: fecha máxima para iniciar reparación de Balsos Inferior

La Secretaría de Infraestructura anunció que al contrato entre Conconcreto y la EDU para iniciar las obras de reparación del muro suroriental del túnel del intercambio vial sólo le queda pendiente la legalización de la pólizas. “Tendría que ocurrir alguna eventualidad muy grande para que no iniciáramos. Por tardar, el 12 de diciembre se debe estar arrancando”, afirmó la secretaria Luz Marina López.

La concejal Luz Marina Múnera, que preside la comisión especial designada para las obras en El Poblado, afirmó que el 13 de diciembre se definirá la situación de algunos proyectos, entre ellos el intercambio de Los Balsos con la Inferior.

Por ejemplo, buscan hacerles seguimiento al proceso de reparación de los daños en las casas de Surabaya, al igual que a las reclamaciones para dar con los responsables de las fallas en construcción, que han llevado a que la obra cueste el doble de lo que estaba contemplado en un inicio. “También queremos revisar el estudio de la Universidad de Medellín, si esta no era creíble, ¿qué fue lo que pasó?”.

Por su parte, la Secretaria López defendió la intervención de la Universidad de Medellín, pues aseguró que en el estudio se afirma que era necesario ampliar algunos aspectos como el hidrológico y que además “siempre que alguien diseña, le tienen que revisar, eso es lo que está haciendo Integral”, es un estudio complementario, concluyó López.