Balance de la Jal

 

La ceremonia de posesión, en enero de 2004. Adelante: Sergio Sierra, Juan Camilo Sierra, Alexander Garzón y Amparo Gaviria. Atrás: Juan Guillermo Palacio, Carlos Alberto Betancur y Juan Camilo Restrepo.

 

“No hay divisiones sino especialización del trabajo”

Una de las inquietudes de la comunidad sobre la Jal es las divisiones internas. Sin embargo, todos los ediles de El Poblado coinciden en afirmar que más que una división en la Jal, cada miembro trabaja según el conocimiento que tenga de un sector social determinado. “Nos hemos distribuido y especializado en cada frente para atender a la comunidad con un grupo interdisciplinario”, afirman. Por su parte, Amparo Gaviria, Presidenta de la Jal, dice que al principio los ediles se reunían cada 8 días, pero con el Presupuesto Participativo ha habido muchas reuniones y hoy la comunicación sigue vía telefónica, internet y una que otra reunión extraordinaria para lograr consensos. Aunque reconocen que a veces falta más unificación de criterios en ciertos temas donde los ediles disienten.

Logros

El edil Juan Camilo Sierra se retiró por razones personales a comienzos de este año. Este es el balance que hace cada edil sobre su trabajo con la comunidad.

Cultura: Juan Guillermo Palacio, edil promotor de esta comisión, asegura que con el apoyo de la Jal se consolidó la función social de la Casa de la Cultura, pues, dice, esta fue abierta a la comunidad. “Desde el 2005 se han hecho cerca de 450 eventos, con tertulias, exposiciones, talleres, conciertos, retretas y proyecciones de cine, a los que han asistido 22 mil personas”, afirma Palacio.

Seguridad y veedurías: El edil Juan Camilo Restrepo plantea que a través del Presupuesto Participativo la Jal logró fortalecer el esquema público de seguridad, promoviendo la destinación de 90 millones tanto en 2004 como en 2005 para dotación de recursos de telecomunicaciones a la Policía. La Jal ha participado en veedurías para obras de infraestructura vial como la Avenida 34 y la Avenida El Poblado; y ha defendido los intereses de la comunidad en los análisis del Plan de desarrollo del Municipio y en la revisión del POT.

Movilidad: Alexander Garzón resalta que la Jal también ha mejorado la seguridad vial con la pintura y señalización de vías peligrosas. “Como voceros de la comunidad hemos logrado concertar con la Alcaldía la construcción de andenes donde no había o estaban muy deteriorados”, comenta Garzón.

Obras Públicas y Medio Ambiente: El edil Carlos Alberto Betancurdice: “La Jal hace veeduría y es interlocutor constante con las autoridades ambientales para denunciar y tratar problemas de contaminación”, señala Betancur. Además participa activamente en las formulaciones de los planes parciales que se ejecutan en El Poblado como Argos 1 y 2, Simesa 1 y 2, Barrio Colombia y Los González.

Desarrollo comunitario y educación: Amparo Gaviria cuenta que los ediles han logrado representar a los barrios sirviendo de puente con la Alcaldía y el Concejo para resolver sus necesidades y problemas más urgentes. En educación se ha gestionado la dotación de las escuelas y se logró la destinación de 700 millones más el apoyo de Epm para la construcción del colegio Santa Catalina que beneficiará al sector de las lomas y se ha apoyado el mejoramiento y construcción de espacios recreativos como parques.

No responde: Por su parte el edil Sergio Sierra, que aborda los problemas de los comerciantes y del sector de El Poblado Centro (Zona Rosa principalmente) se negó a dar el balance sobre su gestión.