¡Ay, variante Las Palmas!

¡Uno solo de estos proyectos contempla 486 apartamentos! Más decenas de casas en estrechos y empinados lotes. Y muchos locales. Y al frente, otro centro comercial enorme

/ Juan Carlos Franco

He dedicado las dos últimas columnas a analizar la Vía Las Palmas. Combinando un poco de historia con un poco de actualidad -y también criterios técnicos con algo de simple observación- tuve que concluir que la vía es lamentable.
Y lo peor es que hoy vivimos los días buenos. Lo grave está por venir.

No es exageración. Súmele al tráfico de hoy los cientos de apartamentos (¿suites?) que están construyendo en la variante al aeropuerto, los nuevos centros comerciales, los restaurantes, los colegios, el mayor tráfico aéreo, los vuelos de Viva y hasta la movida del peaje… verá que la movilidad por esta vía pronto se tornará dramática.

¡Uno solo de estos proyectos contempla 486 apartamentos! Más decenas de casas en estrechos y empinados lotes. Y muchos locales. Y al frente, otro centro comercial enorme…
Con tanto tráfico nuevo, solo acceder a la vía Las Palmas desde Medellín probará la paciencia de cualquiera. ¿Desde San Diego? Ya se llena varias veces al día, todos los días. ¿Desde Los Balsos? Peor. Los que planearon las obras de Valorización pensaron que con llevar doble calzada de Los Balsos hasta ISA bastaba, y que no era necesario mejorar la conexión con Las Palmas. ¡Oops!
Algo, aunque muy poco, ayudará la Transversal de la Montaña desde Envigado.

Y arriba, la variante al Aeropuerto, cada día peor. Está concesionada y quedamos a merced de la buena voluntad de estos señores. Pero como la concesión también incluye la construcción y la operación del Túnel de Oriente y sus vías de acceso, ¿acaso tienen algún incentivo para mejorar la pobre variante?

Por ahora olvidemos que tendrá doble calzada. Han permitido construcciones a ambos costados de la vía actual, haciendo casi imposible -o ridículamente costoso- una eventual segunda calzada.

¿Y quién autorizó y se lucra con todos estos desarrollos? Pues el Municipio de Envigado, que recibe enorme cantidad de dinero por licencias y prediales sin ver afectada su infraestructura por mayor tráfico y mayor demanda de servicios.
Recogen en Las Palmas y lo invierten en su cabecera. Jugada maestra de este, el más rico municipio del Oriente cercano. Y los demás municipios… ¡allá ellos!

A falta de doble calzada, ¿al menos retornos? No, en la variante no hay uno solo, ni construido ni planeado. Y la vía se afecta con el número creciente de conductores que deben hacer giro izquierdo de 90 grados. Se requieren 6 o 7 en el trayecto hasta Sajonia.
Si usted espera que el concesionario va a hacer doble calzada o retornos de su propio bolsillo, recuerde que también tiene a su cargo la construcción y operación del Túnel de Oriente y sus vías de acceso. Cualquier inversión o gasto en la variante puede quitarle fondos a su futuro Túnel –a pesar de recoger tanto dinero en el peaje de la variante– y también podría quitarle tráfico.

¿A qué hora se nos ocurrió darle las concesiones del Túnel y de la variante al mismo operador? No percibimos el incentivo perverso para no mejorar seriamente la vía actual. ¿Que están moviendo y ampliando el peaje? Sí, gracias, pero pasar de 2 a 3 carriles por sentido es poquísimo frente al tráfico que viene.

Cuando el Túnel entre en operación, muy pocos que circulen entre El Poblado y el aeropuerto van a usarlo. Primero, por su difícil acceso. Hay que llegar por Las Palmas en doble calzada, ironías de la vida… (También podría ir al Centro y subir por Ayacucho y Loreto, buena suerte). Segundo, porque su peaje seguramente será muy costoso.

Tercero, porque su calzada simple frustrará a muchos (recuerde, hablamos de 2020 y más allá). Cuarto, porque meterse a un hueco durante 8-10 minutos no es la experiencia de manejo más agradable, sobre todo para quienes deben hacerlo varias veces al día.

¿Cuál de nuestros dirigentes será capaz de sacar adelante la doble calzada de la variante? ¿Aló, Gobernador?
opinion@vivirenelpoblado.com