Aumentó el control policial

Más de dos meses después de ser asesinado el tecnólogo industrial Darío Mesa Velásquez en su casa del Parque Lleras, ninguna persona ha sido capturada por este crimen. Así lo informó el comandante de la Estación Poblado de Policía, teniente coronel Fabio Rojas, quien indicó que la Fiscalía asignó a la Sijin el adelanto de la investigación en asocio con un despacho judicial. Mientras tanto, la madre y la hermana de la víctima -María Teresa Velásquez y Luz Elena Mesa, respectivamente- continúan viviendo en la vieja casona de la calle 9 con la carrera 40, donde hace 70 años el matrimonio Velásquez Mesa conformó su hogar. “El apoyo de los vecinos ha sido fundamental para continuar en el barrio”, dijo a Vivir en El Poblado Luz Elena Mesa, durante la conmemoración de los 10 años del atentado con carro bomba en el Parque Lleras, donde asistió en compañía de su madre en una muestra de solidaridad con los familiares y allegados de las víctimas del carro bomba.
Tal y como lo publicó Vivir en El Poblado en su edición 434 de la primera quincena de abril de este año, Darío Mesa, de 56 años, fue asesinado en la madrugada del jueves 24 de marzo con arma blanca por ladrones que ingresaron a su casa por el patio trasero, a través de la vulnerabilidad creada por la construcción de un edifico vecino. El crimen de este miembro de una familia tradicional y muy querida en el sector, conmovió a El Poblado. Según lo señalaron las autoridades, la escena indicaba que el homicidio pudo ser perpetrado por habitantes de calle o delincuentes de poca monta, dados los objetos que se llevaron, los alimentos que consumieron en la cocina y algunos enceres que dejaron en el techo cuando emprendieron la huida.
Este asesinato se convirtió en un nuevo campanazo de alerta en El Poblado, donde desde meses atrás sus habitantes se estaban quejando por la inseguridad, por la ola de hurtos callejeros, por los ladrones en motocicletas y, lo peor, por los varios asesinatos ocurridos durante robos en la modalidad de fleteo.
La misma insatisfacción de las directivas de la policía con los resultados logrados por la institución en la comuna 14, motivaron que en pocos meses fueran relevados de su cargo cinco comandantes de la Estación Poblado, hasta que en enero último llegó el teniente coronel Fabio Rojas, quien, hasta el momento, ha tenido el respaldo de sus jefes y de la comunidad.
Una de las mayores conquistas del teniente coronel Rojas ha sido lograr el incremento del pie de fuerza en El Poblado, con la reciente incorporación de otros 40 hombres a su jurisdicción. Así, ya son 300 los uniformados adscritos a la Estación Poblado, con la comprometedora tarea de garantizar la seguridad en una zona catalogada como el centro de la actividad turística, comercial, empresarial, financiera, residencial y de entretenimiento de Medellín.

Operativos
Los resultados del refuerzo de la seguridad en El Poblado son evidentes. Puestos de control en sitios estratégicos, tomas especiales en lugares y ejes viales que según el comandante Rojas son puerta de ingreso de delincuentes de otros sectores de la ciudad, como la Transversal Inferior, San Lucas, la Avenida El Poblado y los sectores de Monterrey y Vestimundo. Ya es más común ver efectivos de la policía en motocicletas y vehículos haciendo retenes y requisas en la vía Las Palmas y sus miradores, así como en las diferentes lomas para acceder a las urbanizaciones, tanto en horas del día como de la noche. De acuerdo con el teniente coronel Fabio Rojas, hasta el jueves 26 de marzo estos controles habían dado como resultado la captura de seis personas por porte y distribución de estupefacientes, seis por hurto, una por estafa y otra por orden judicial, por porte y tráfico de armas. Además, 1.618 personas, 507 vehículos y 498 motocicletas fueron registradas, 77 motos y cuatro carros inmovilizados y 27 armas blancas y una de fuego incautadas. Los operativos especiales se mantendrán por tiempo indefinido.