Anja, la Ovejera holandesa

Anja, la Ovejera holandesa
El Hollandse herdershond es un excelente perro de servicio y una mascota sin igual que, sin embargo, no ha logrado expandirse por fuera de los Países Bajos ni ser reconocido como favorito en el mundo canino. La raza estaba consolidada hacia 1870, se cree que es más antigua, y mientras unos expertos sostienen que proviene de la mezcla de perros pastores locales con los que llegaban en barco de Francia y el lejano Oriente, otros señalan un fuerte nexo, cual si fuera la misma familia, entre el holandés y sus vecinos de frontera, los pastores alemán y belga. El club del Ovejero holandés guía desde 1898 el desarrollo de la raza.

De las tres variedades que surgieron de estos perros, la de pelo largo está casi extinta. También existe la de pelo duro o de alambre, no obstante la variedad pelicorta, como Anja, y que se presenta en colores atigrado dorado o atigrado plateado, es la de mayor popularidad entre los criadores por cuestiones estéticas.

Carácter Afectuoso y muy fiel con su dueño, obediente, digno de confianza, trabajador, resistente y poco exigente
Altura El macho 57 a 62 centímetros y la hembra 55 a 60

Peso

Unos 30 kilos
Promedio de vida 12 años

Relación con otros perros

Tiende a ser dominante

Ovejeros de profesión

para el pastoreo estos perros utilizan las mismas estrategias de la cacería -acosan y acorralan- con la diferencia de que fueron enseñados a no matar al rebaño. Y si el lobo ataca, deben perseguirlo, obligarlo a dejar la presa y luego devolverla

Otras aptitudes

perro guardián y de compañía

Tenga en cuenta

puede vivir en un apartamento si tiene actividad suficiente en campo abierto