Amuletos de amor para estimular la pasión

Amuletos de amor para estimular la pasión
Con amuletos para el amor y prendas sensuales, el interés de Johanna Isaac, diseñadora barranquillera, es que los hombres retomen la costumbre de comprar lencería para ellas.


Un aroma secreto perfuma con feminidad y amor la lencería empacada, y una pluma para acariciar lleva la etiqueta que revela el secreto: “Dice la leyenda que la pluma del amor con cada caricia mágica multiplica el querer y estimula la adoración”. La pluma es el amuleto de la última colección de Amulette que viene de regalo en cada prenda; la colección anterior, a modo de brujería, traía un escapulario con San Antonio de cabezas, para conseguir novio, como todas bien lo saben; finalmente la lencería necesita un quién para lucirse.
Pero a Johanna le preocupa que con o sin pareja, las mujeres se sientan bonitas y cómodas con su cuerpo, con la seguridad suficiente para exteriorizar la sensualidad y por eso no trabaja varillas ni realces. La diseñadora dividió su expresión creativa en tres líneas. Joie, Enchanté y Romance, palabras francesas para hablar de alegría, atracción y romance. De ahí que Johanna busque satisfacer cada tipo de mujer que entra a su almacén, las más tranquilas, sensuales, atrevidas o naíf, y así encontrar estampados, colores vivos y mucho algodón o colores más atisuados, rojo, negro, blanco y telas frías al tacto.
12 años de experiencia en la moda le dieron a Johanna Isaac el impulso para renunciar como directora de diseño en Esprit y crear desde hace un año su propia marca de lencería, tema que la ha seguido toda la vida al nunca encontrar en muchas marcas la ropa interior que buscaba.
Además de la lencería, Johanna promueve en su almacén la sensualidad en otras formas más lanzadas. Unos dados de chocolate para jugar en pareja, ediciones diminutas del kamasutra acompañadas de plumas y polvos de miel, mini libros para aprender a dar masajes con los aceites necesarios, jabones para el quereme, la abundancia y la prosperidad que se deshacen en la bañera liberando flores que flotan en el agua, cajitas de bombones de chocolate y trufas, tés aromatizados según las personalidades y tarjetas románticas.

¿Cómo son las mujeres de amuletos?
No son mujeres muy jóvenes, principalmente entre 25 y 40 años, que ya trabajan, que se quieren y pueden dar estos gustos, que se quieren sentir bien por dentro. En Amulette no usamos varillas ni realces, estructuras muy pesadas ni demasiado erotismo. Son mujeres que creen en el romanticismo, la fidelidad y el amor en pareja.

Es claramente ropa de ocasiones pero ¿para el trabajo o el día a día?
Depende de si eres una mujer muy femenina o si estás buscando netamente comodidad sin estética. Con nuestras prendas vas a mostrar una cargadera con una intención, o con un pequeño escote vas a mostrar encaje con una intención.

¿Sí puede haber sensualidad en todas la tallas?
Realmente nuestro tallaje es para la mujer normal pero me parece importante que todas la mujeres sientan la sensualidad en la lencería y es una equivocación de los que hacemos ropa interior no darles la posibilidad de tener prendas que ayuden a la figura y además tengan detalles sensuales. Nosotros tenemos como proyecto para el año entrante sacar una línea de maternidad sensual y delicada para que ese elemento no se pierda durante esa época.

¿Hay moda en la ropa interior?
En la ropa interior no hay una moda específica, el colorido de la ropa exterior marca la tendencia para que las cargaderas combinen y contrasten. Lo bonito de esto es que carece de una influencia marcada, lo único que uno quiere es sentirse bien, bonita y femenina. En el colorido de este momento están lavandas, grises, negros y para la colección de primavera 2009 usamos colores primaverales: rosado, amarillo y rojo. Para amor y amistad sacamos unos conjuntos en rojo y blanco con corazones.

¿Qué esperan encontrar los hombres en la lencería de su pareja?
Es demasiado relativo, hay hombres que se van directo a lo negro porque, como sabemos que ellos tienen una connotación más sexual de la intimidad, por eso buscan lo más atrevido. Hay otros que prefieren ver a su pareja más ingenua y por eso el blanco les gusta mucho. Hay los dos polos según el temperamento pero el negro es ganador.

¿Dónde está la sensualidad de la mujer?
Está en el alma, en la actitud y en la vida que cada mujer lleva por dentro, una cosa natural que así como los hombres tienen su masculinidad en su temperamento, es una cosa que viene de la actitud y del alma, no creo que una mujer más flaca, más alta o más gorda o bajita sea más sensual que otra, hay mujeres que con figuras grandes y con nada de escote llevan muchísima sensualidad. Parte mucho de la seguridad que tenga en sí misma.