Amparo Gaviria, presidente

   
   
     
  Como una rotación rutinaria dentro de la Junta Administradora Local de El Poblado -JAL-, calificó Amparo Gaviria su reciente paso de vicepresidente a presidente de esta organización comunitaria. Amparo Gaviria reemplazó en la presidencia de la JAL a Santiago Quintero, quien asumió la vicepresidencia.
Según esta educadora y activa líder de El Poblado, son varios los objetivos para este año al frente de la JAL. En primer lugar, “seguir trabajando muy unidos por la comunidad con las acciones comunales, comités cívicos y Junta Administradora Local, como lo hemos venido haciendo, porque tenemos muchas dificultades.”

Prioridades
Para la presidenta de la JAL, una de estas dificultades es la Casa de la Cultura, que aún no ha sido devuelta al Municipio por la Corporación Taller de la Música. “Queremos recuperarla. En este momento la comunidad no tiene donde reunirse porque el Más Cerca, que lo usábamos por la noche, se quedó sin celador interno y no podemos ingresar después de las 5 de la tarde.”
Otro asunto prioritario para la Junta Administradora Local es saber qué está pasando con el Cementerio de El Poblado, ubicado en la carrera 43 B. “Siguen sin dejar enterrar a nadie y la gente de las lomas se ha estado quejando porque, económicamente, no tiene adonde llevar a sus muertos. Queremos que la Curia nos diga que está pasando y qué va a pasar con este cementerio que es patrimonio de El Poblado.”
La congelación de las licencias para abrir establecimientos nocturnos también hace parte de los retos de la JAL. “A finales del año pasado llegamos a un acuerdo la Acción Comunal de Provenza, la comunidad, la corporación Zona Rosa y la JAL y les pedimos al Concejo y a la Administración Municipal que se congelaran estos permisos y entendimos que así iba a ser. Sin embargo, no sabemos que pasó porque en la 35 están abriendo muchos locales nocturnos y la comunidad está muy ofuscada.”
Igualmente, está en la agenda de la JAL el tema de la recuperación del espacio público. “Muchas personas se están quejando por la invasión de las aceras y porque no se están respetando las zonas verdes. Dos veces citamos al funcionario encargado de Espacio Público para exponerle el problema y las dos veces nos dejó esperando”.