Ambientalmente amigables

 

Ambientalmenteamigables

 
     
 

Colombia ocupa uno de los primeros puestos a nivel mundial en diversidad de especies (biodiversidad), por eso se reconoce como un país Megadiverso, distinción dada solo a 17 regiones distribuidas en zonas continentales e insulares. Estar llenos de vida y culturas representa una inmensa responsabilidad frente al resto del mundo y a nosotros mismos.

 
     
 
 
     
 

Necesitamos el esfuerzo de todos para proteger una riqueza que es patrimonio de la humanidad. Aparecen entonces un sin número de entidades y grupos que dicen presente con sus acciones y recursos, en busca de cuidar y multiplicar la vida de todos los seres y en especial la del hombre.
Entre ellas se destaca la WWF (World Wide Fund for Nature) que nació en 1991 con una misión: Detener la degradación del ambiente natural del planeta y construir un futuro en el cual los seres humanos vivan en armonía con la naturaleza. Cuenta con cinco millones de miembros que trabajan en más de 100 países, uno de ellos Colombia. Su logo, el Panda Chino, es símbolo mundial de la conservación.
Para apoyar su labor cada uno de nosotros podemos hacer cosas muy sencillas, veamos algunas: “En la medida que más personas compren productos ambientalmente amigables, los proveedores tendrán que responder a esta demanda.” “Compra alimentos producidos orgánicamente.” “Recuerda que los insecticidas, pesticidas y matamalezas, son venenosos tanto para animales como humanos.” “No compres productos que requieran o vengan en muchos empaques.” “Compra productos reciclados y reciclables.” “Ahorra y protege las fuentes de agua. Recuerda que un vaso de agua cuesta hoy más que una copa de vino y que en unas dos décadas en Colombia, el 60% de la población, sufrirá escasez de agua”.
“Hay que luchar para que el agua no se convierta en mercancía. Como fuente de vida, es un derecho de todos.”
“Participa en la campaña promovida por el Ministerio del Medio Ambiente entregando tus celulares viejos y dañados, los adaptadores y baterías, en los centros de acopio.”