Al revés no es tan diablo

Tarot francés. S. XVIII
Ilustración y texto Saúl Álvarez Lara
El arcano XV (15=1+5=6), es el diablo con alas y casco que saca la lengua para burlarse y empuña una espada por la hoja y con la mano izquierda. Los diablillos que lo acompañan, atados por el cuello, traen las buenas y las malas intenciones. En el Tarot, la figura XV, el ángel sabio caído en desgracia, obtiene lo que desea porque posee las fuerzas; esta lectura es variable pero explica la presencia del casco y la espada, símbolos del poder. Los colores, azul, amarillo, rojo, enmarcados por trazos negros, delimitan las figuras como expresión y símbolo de su llama vital. En el arcano XV el destino se enfrenta a sí mismo y su lectura toma el sentido que determinen los arcanos que lo acompañan. Cuando el diablo se muestra al revés, el destino pasa de un diablillo al otro y la lectura cambia. El destino es el destino y, como la suerte, no depende del diablo…