Acción popular por terminal de buses

 
 
 

¿Y qué pasará con los buses?
El abogado de los vecinos, Luis Guillermo Martínez Vélez, explicó a Vivir en El Poblado que al juez le piden que ordene a los demandados que realicen los actos necesarios para impedir que los vehículos de la empresa de buses utilicen la vía pública como terminal. Recuerda que Autobuses El Poblado Laureles S.A. ya enfrentó una situación similar en Laureles, fallada a favor de la comunidad. Situación similar a la de un grupo de vecinos de Belén que logró también un fallo a su favor en contra de otra empresa de transporte. Aclara que los vecinos no se oponen al transporte público, sino a la terminal en las condiciones actuales. Una de las personas accionantes entrevistada por Vivir en El Poblado denuncia el olor a orines que llega hasta su casa, el peligro constante para los peatones y el ruido, como motivación para su querella. El abogado Martínez dice que sus representados no exigen la construcción de una terminal en Los Parra, sino la protección de sus derechos. Lo que eso signifique no está bajo su control.

Queremos una solución
Palabras más, palabras menos, eso fue lo que Jaime Sánchez, de Autobuses El Poblado Laureles S.A., le dijo a Vivir en El Poblado, cuando se le preguntó por este asunto. ‘‘La empresa ha trabajado con el Municipio para definir el sitio, la estructura de negocio y las directrices que rijan el estacionamiento de buses’’. Estas declaraciones aluden al programa de depósitos de buses de la Alcaldía y la propuesta que hay en el papel, como parte del Plan Poblado, para solucionar el problema de las terminales de buses en San Lucas, Los Parra y La Chacona.

No obstante, en varias ocasiones en los últimos años, la compra de un lote para ese depósito de buses (con los servicios inherentes al negocio del transporte público) ha estado de un cacho y al final se ha frustrado. ‘‘Hemos informado de eso antes de tiempo y eso ha sido aprovechado por terceros para torpedear los proyectos’’, explica Jaime Sánchez cuando se le pregunta por qué no ha podido ser solucionado este problema en tantos años.

¿Espera Autobuses El Poblado Laureles S.A. que el problema de las terminales sea solucionado con dineros públicos? No, responde Sánchez y agrega: ‘‘Los depósitos de buses los hace el Municipio porque tiene una mayor capacidad de gestión. A ninguna comunidad le gusta tener a los buses de vecinos, y por eso a las empresas les queda tan difícil comprar un terreno adecuado. No pasa eso con el Municipio, pues tiene herramientas legales que facilitan su acción. Después de eso el procedimiento es entregar el depósito a las empresas en arriendo o en venta a precio comercial’’.

El fallo
La acción popular está en el Juzgado Primero Administrativo del Circuito, a cargo de la jueza Omaira Arboleda Rodríguez. Al cierre de esta edición estaban siendo notificadas las partes. Después de eso los demandados tienen 10 días para responder a la querella. Pasado ese término la jueza tiene 30 días para decidir. Como todo esto es en días hábiles (sin contar las maniobras legales correspondientes), hablamos de unos tres meses para conocer un fallo de primera instancia, que seguramente será apelado por quien pierda.